Bienvenidos
Home » PRIMARIA » La narración: definición, elementos y características.

La narración: definición, elementos y características.

lecciones-temas

 

¡Muy buenas!

Nos metemos en faena ya de verdad. Una vez superada esta primera semana posvacacional, vamos a ponernos manos a la obra y nada mejor que coger el toro por los cuernos para abordar cara a cara la narración, sus características y elementos que la conforman. La actividad que debéis realizar será la siguiente:

Debéis tomar una herramienta web para realizar un esquema sobre la narración. Aconsejamos para su utilización bubbl.us , por su fácil manejo, si bien existen otras muchas que podrían valerte.

El esquema que aparece a continuación te puede servir como guía. Debes completarlo con la información que adjuntaré a continuación. Aconsejo el uso y entreno de estas herramientas porque ayuda al estudio y son fácilmente modificables o ampliables en el futuro, cuando vuelvas a estudiar la narración en estudios superiores.

Aquí te dejo la información que debes utilizar para completar el esquema. Igualmente, te puedes ayudar del libro.

Ante la posibilidad de que no tengáis ordenador, podéis hacer este esquema a mano, que tampoco debe quedar nada mal.

¡Ánimo!

DEFINICIÓN

El texto narrativo (tanto oral como escrito) consiste en contar, mediante un narrador, una serie de hechos o sucesos que acontecen a unos personajes en un tiempo y espacio determinados. La narración es uno de los tipos de discurso que, junto con el diálogo, más presencia tiene en nuestra vida cotidiana.

DIÁLOGO Y DESCRIPCIÓN DENTRO DE LA NARRACIÓN

El texto narrativo puede ser puro, pero lo más normal es que se inserten en él secuencias dialogadas o descriptivas, pero eso no será óbice para que el texto en sí sea narrativo.

NARRACIONES LITERARIAS Y NO LITERARIAS

Hemos de distinguir entre narraciones literarias (predomina la función poética del lenguaje, el autor tiene conciencia de crear una obra literaria, de crear belleza mediante las palabras) y narraciones no literarias (cuyo objetivo no es otro que el de transmitir una información).

NARRACIONES ESPONTÁNEAS U ORGANIZADAS

La narración espontánea es improvisada, no preparada. Aquí se incluyen los relatos que hacemos a diario, por ejemplo, cuando contamos una anécdota, un chiste, etc.

La narración organizada es un texto pensado, ordenado y estructurado previamente por su autor. Los relatos literarios son narraciones organizadas que tienen un fin estético y la pretensión de que el texto perdure en el tiempo y lo lean muchas personas.

CARACTERÍSTICAS DE LA LENGUA EN LA NARRACIÓN

  • Uso de tiempos verbales en pasado: pretérito perfecto simple, para la acción; pretérito imperfecto, para la descripción.
  • Presencia de verbos de acción.
  • Predominio de marcadores textuales temporales.

EL DIÁLOGO DENTRO DE LA NARRACIÓN

Las palabras que dicen los personajes en el seno del texto narrativo pueden presentarse de distintas formas según la voluntad del autor:

  • El estilo directo reproduce totalmente y sin modificaciones las palabras del hablante. Para ello se recurre a un verbo introductor de lengua o de pensamiento (replicar, pensar, contestar, inquirir, ordenar, protestar, admitir, reclamar, etc.), y se transcriben las palabras del personaje entre comillas y precedidas de dos puntos, o con raya y sin comillas:

Llegó el momento de la verdad y pensó: “tengo que romper la carta”.

Llegó el momento de la verdad y pensó:- tengo que romper la carta.

  • El estilo indirecto transforma las palabras del hablante por medio de una subordinación sintáctica. Al verbo introductor le siguen las palabras del personaje, sin comillas ni dos puntos ni raya, encabezada por nexos subordinantes (que, si, quién, dónde, cuándo…) y con algunas transformaciones en los verbos y pronombres.

Llegó el momento de la verdad y pensó que tenía que romper la carta.

  • El estilo indirecto libre incorpora el diálogo a la narración sin verbo introductor, pero con transformaciones gramaticales similares a las del estilo indirecto. Lo dicho o pensado por el personaje no se escribe entre comillas ni encabezado por que, aunque suele haber delante alguna pausa (dos puntos, punto…). ello nos instala en la vivencia y el pensamiento de los personajes.

Llegó el momento de la verdad. Tendría que romper la carta.

  • El monólogo es una variante del diálogo en que el personaje habla consigo mismo o bien se dirige a alguien ausente o del que no espera respuesta. Mediante este recurso asistimos a la intimidad psicológica del personaje que, a veces, habla en primera persona y otras se desdobla en hablante-oyente y utiliza la segunda.
  • El monólogo interior consiste en reproducir en primera persona los pensamientos callados de un personaje tal como brotarían en su conciencia, de ahí que también se le conozca como “flujo de conciencia”.

ELEMENTOS DE LA NARRACIÓN

– Narrador:

Es la voz que relata los hechos.

  • Interno: Narrado desde dentro de la historia (1ª persona); se trata, pues, del narrador protagonista.
  • Externo: Narrado desde fuera de la historia (3ª persona). Hay que distinguir en este apartado entre narrador omnisciente (narrador que conoce todos los sucesos –externos e internos, psíquicos del personaje-, conoce los sentimientos y las más íntimas motivaciones de los personajes), y narrador testigo (narrador que solo relata hechos externos)
  • En la novela contemporánea pueden coincidir distintos tipos de narrador, entonces se habla de un punto de vista caleidoscópico o móvil, mediante el cual varios personajes se alternan para narrar la historia.

– Personajes:

Las personas reales o ficticias que intervienen en los hechos narrados son llamados personajes:

PRINCIPALES:

  • Protagonista: Personaje principal, centro de la narración.
  • Antagonista: Personaje que se opone al protagonista.

 

SECUNDARIOS:

  • Personajes de apoyo que acompaña al protagonista. Con frecuencia, los personajes secundarios son personajes planos, definidos por una idea o cualidad y sin evolución a lo largo del relato.

OTRA CLASIFICACIÓN:

Según su profundidad psicológica:

    1. Planos: están poco elaborados y manifiestan actitudes simples, por ejemplo, son buenos o malos.
    1. Redondos: Son humanos, contradictorios, con actitudes difíciles de prever. Poseen muchos rasgos o ideas que contribuyen a la configuración de la tensión narrativa y el avance de la trama.

– Espacio y tiempo:

El espacio es la circunstancia de lugar en la que se desarrolla la acción. Puede ser abierto, cerrado, real, imaginario…

El tiempo es un elemento que expresa el orden en el que transcurren los hechos que se cuentan. Distinguimos entre:

–         Tempo externo o histórico: se refiere a la época, al tiempo histórico en que se desarrolla la acción.

–         Tiempo interno o narrativo: Indica la mayor o menos amplitud cronológica de los acontecimientos narrados.

–         Simultaneidad. Los hechos suceden al mismo tiempo que se desarrolla la historia.

En una narración lineal se cuentan en el mismo orden los acontecimientos tal como sucedieron o suceden. Pero el narrador, mediante técnicas, puede alterar ese orden. En la narración, los acontecimientos se relatan según ocurrieron en el tiempo. Cuando el orden lineal se altera, recibe el nombre de anacronía. Las anacronías pueden ser de dos tipos:

–         Retrospección o analepsis: introducción de un elemento que debería haberse nombrado antes.

–         Anticipación o prolepsis: anticipa acontecimientos que, de acuerdo con la lógica lineal del relato, deberían contarse más tarde.

 – Estructura:

  • Planteamiento: Coincide generalmente con la situación inicial, la presentación de personajes y su ubicación en el espacio y tiempo.
  • Nudo: Alteración de la situación inicial, relato de los hechos que conducen a un conflicto que debe resolverse  o a una situación que debe evolucionar y modificarse.
  • Desenlace: Resolución del conflicto, o transformación de la situación planteada en otra, que suele ser diferente a la inicial.

–          Según el orden en que aparezcan las partes de la narración, cabe hablar de distintos tipos de estructura:

  • Lineal: Si se sigue el orden cronológico de los hechos.
  • In media res: Si el relato se inicia en el nudo o conflicto y luego retrocede para dar a conocer los antecedentes de la historia narrada.
  • Narración retrospectiva o flash back: Si el narrador, desde el presente, retrocede al pasado.
  • Anticipación: Si el narrador, desde el presente de la historia, da cuenta de sucesos que tendrán lugar en el futuro.